Las 10 habilidades profesionales más buscadas que marcarán la década.

Resiliencia

 Es uno de los conceptos clave que ha potenciado este 2020, tras la crisis sanitaria el mercado laboral gira entorno a la capacidad de adaptación: a la incertidumbre, al teletrabajo, a nuevas y complicadas formas de conciliación, pero también a la digitalización y al aprendizaje de nuevas habilidades. Tanto milenials como generación Z son considerados ejemplos de resiliencia constante ante un mundo cambiante, incluso formándose para empleos que todavía no existen. La mejor forma de ser resiliente es seguir su ejemplo y no dejar de formarse nunca.

Creatividad

Pero tan importante como las habilidades técnicas, o más, para desempeñar esas profesiones son las llamadas soft skills o habilidades blandas, relacionadas con la inteligencia emocional. Por eso la red social profesional también lanza periódicamente un listado con las soft skills más buscadas. La creatividad encabeza el informe de LinkedIn, algo que no resulta raro si tenemos en cuenta que se trata de una capacidad humana por ahora imposible de automatizar y altamente relacionada con la resiliencia. A pesar de asociarse en múltiples ocasiones con una cualidad innata, por supuesto puede desarrollarse con práctica: el primer consejo de los expertos es comenzar pensando outside the box.

Comunicación

La comunicación es una habilidad clave en la era de la hiperconexión en la que vivimos y es fundamental para el buen funcionamiento de cualquier empresa. Pero dentro de esta nos encontramos la persuasión, una habilidad cada vez más buscada entre los encargados de contratación de las empresas. No solo se trata de ser convincente ante el cliente, también de hacerse oír dentro de la propia empresa. Desarrollar la credibilidad y el discurso para que tus propuestas e ideas sean escuchadas y recibidas con simpatía.

Trabajo en equipoTrabajo en equipo

La colaboración con los compañeros puede parecer una habilidad poco importante que la gran mayoría considera dominada, sin embargo cuando no somos capaces de escuchar, de hacer que un equipo funcione de manera equilibrada o de que las reuniones sean verdaderamente productivas se debe a que no dominamos el trabajo en equipo.

Atención al cliente

El servicio de atención al cliente se ha convertido en uno de los más demandados por parte de las empresas en este 2020, ya que muchas han tenido que gestionar cambios, problemas inesperados, reclamaciones o simplemente reforzar su relación con la clientela. Los profesionales en estas funciones deben saber escuchar, lidiar con imprevistos y transmitir seguridad.

Gestión de crisis

Manejar situaciones extremas es una tarea, en principio, no apta para cualquiera. No perder la calma, saber comunicar y aprender de los errores son habilidades clave durante la resolución de cualquier problema inesperado. Muchas empresas se han dado cuenta a raíz de la actual crisis sanitaria de lo importante que son estas figuras en cualquier organización, porque los imprevistos forman parte de la vida y toda empresa se enfrenta a adversidades que pueden poner en cuestión su solvencia.

Dominio de las redes

La comunicación de una empresa hoy en día pasa por dominar los espacios sociales de internet. Ya no basta con autopromocionarse en tuits o postear en Facebook, hay que conocer el lenguaje de las redes, las tendencias y el tipo de mensaje que se adapta mejor a cada red y target. En definitiva, utilizar las redes como lo que son, una potentísima herramienta para ganar visibilidad y conectar con los clientes.

Análisis de datos

Las habilidades sobre el big data no forman parte del grupo de soft skills, por el contrario se consideran hardporque requieren una formación más técnica. Quienes cuentan con conocimientos en este campo están entre los perfiles más demandados de LinkedIn, con más de 360.000 vacantes en la red social. Además, la creciente digitalización hace que esta habilidad esté cada vez más demandada.

Edición de imagen

El lenguaje visual, la expresión de ideas inspiradoras a través de contenidos gráficos, es también una de las principales apuestas de las empresas en la actualidad. Por eso, tanto expertos en diseño gráfico como editores de fotografía y vídeo son perfiles clave para las organizaciones del futuro, y por supuesto del presente. La utilización de Photoshop, InDesign y Premier o alguno de los múltiples programas de edición de vídeo resulta fundamental para quienes se quieran formar en este campo.

Programación

Otra de las habilidades duras que las empresas consideran más útiles, y en consecuencia LinkedIn, es el dominio del lenguaje computacional. El estudio de la programación, cada vez más de moda, permite desarrollar proyectos complejos como sitios webs al completo. Este perfil de los desarrolladores de software cuenta con más de 15 millones de vacantes en LinkedIn. Los programas JavaScript, Python o HTML son algunos de los que se requiere dominar.

Vogue.com

Dejar un comentario