La Moda Y El Consumo En Tiempos De Cuarentena

Las dimensiones de la situación que vivimos en estos momentos, según algunos expertos, podrían ser comparadas con las de una guerra… entonces, será importante conocer cómo se transforma la manera de comprar de la gente; ¿cuáles son los hábitos de consumo que prevalecen en la moda durante estos días de confinamiento?, ¿de qué manera los diseñadores mexicanos enfrentan la situación?

“La contingencia nos ha hecho buscar la manera de reinventarnos. Más que ver un problema, tratamos de encontrar una solución. Sabemos que la situación es temporal y debemos adaptarnos” mencionó Ángel Grave. “En conjunto con algunos aliados, hacemos descuentos o preventas, esto con la finalidad de continuar nuestro negocio y poder pagar sueldos”, agregó.

En otro caso, para un diseñador de streetwear, la afectación se vio directamente en su producción y equipo de trabajo; “Con estas circunstancias, nos vimos en la necesidad de recortar personal y algunos salarios. La fábrica trabaja al 10% de su capacidad. Los proyectos con marcas grandes y colaboraciones también se detuvieron, alrededor de 10 proyectos quedaron en stand-by”.

La contingencia ha vuelto imperativo el análisis de los nuevos hábitos de consumo, la experiencia de la compra online evoluciona paulatinamente, poco a poco se volverá más personal y sensibilizará los mensajes, el enfoque pasará a la idea de cuidar a las personas.

Ariane y Thalía Navarro, diseñadoras de la firma Arkatha, mencionan; “Estamos apostando por dar atención muy personalizada, con el cierre del showroom es más difícil, sin embargo, a través de los diferentes canales tratamos de asesorar a nuestras clientas en cuanto a materiales, texturas, guías de tallas, etc. Nos ponemos a sus órdenes para que sepan, que lo que van a adquirir será un producto de buena calidad y tengan confianza en lo que hacemos”.

Es muy alentador ver que los creativos nacionales buscan de alguna manera continuar con su negocio y no doblegarse, para así generar empleos. Sin embargo, no sólo es encarar lo que sucede en este momento. La contingencia será temporal y al terminar, ¿qué es lo que va a suceder?, ¿cuál es la visión a futuro?

Las ganas de apoyar lo nacional van a continuar, pero… los hábitos de consumo cambiarán nuevamente, no serán los mismos que ahora y tampoco volverán a lo que fue hace unos meses. El público buscará identificarse con las reflexiones que mande el diseñador a través de sus prendas.

La situación no es fácil, los días de confinamiento han hecho que nos replanteemos muchas cosas, entre ellas, la importancia de convivir. El lujo quedará en segundo plano, la comodidad y practicidad serán primacía.

Después de este distanciamiento, las personas buscarán recuperar el tiempo que no pasaron con sus seres queridos, lo social y experiencial se volverán prioridades.

Recordemos que la moda es cíclica y este ciclo es con base en las circunstancias que vivimos, el vestir relajado seguirá en tendencia, pero conforme la situación pinte mejor, el dressing up irá en ascenso y recuperará su importancia.

Al final del día, las preocupaciones son las mismas, generar ingresos y empleo a través de las diferentes firmas de moda en México. Es un excelente momento para crear alianzas entre diseñadores, todos luchan por un mismo fin, la industria de la moda saldrá adelante si todos nos unimos. #VisteMexicano.

ks.com

Dejar un comentario